4 oct. 2015

Primavera Cruelty Free

Hola amigxs lectorxs <3 He regresado en gloria y majestad, y hoy quiero comenzar la semana contándoles un poco en que consisten los productos Cruelty Free y además mostrarles mis nuevas adquisiciones de maquillaje para esta primavera. Pero primero haré una breve introducción. jiji




28 abr. 2015

Review #1: Oleo Extraordinario Elvive y Aceite Capilar Pantene.

El 16 de abril estuve de cumple, y además de sentirme más anciana,  recibí algunos regalitos (que en otro post compartiré con ustedes). Mi mamá me obsequió el oleo capilar de Pantene, y a pesar de que ya uso de hace rato el Oleo Extraodinario anti frizz de Elvive, me atreví a probarlo para poder hacer una comparación entre ambos y ver cual vale más la pena.

13 abr. 2015

Bitacora de viaje #1: De santiago a Machu Picchu.



Este año, en febrero, después de trabajar en Starbucks cinco arduos meses, pude reunir el dinero para realizar uno de los viajes más bellos (y de moda) que se puede hacer por Sur América. Con mis dos partners (Dani y Giss) tomamos nuestras mochilas y partimos a Perú para sumergirnos en los paisajes diversos que nos entregaría el país vecino. 
Me han hecho muchas preguntas respecto al viaje, así que contaré detalladamente cada una de las paradas que hicimos, los gastos aproximados y sobre todo, mis impresiones. Antes de seguir leyendo, les digo que no se dejen llevar por todos los comentarios que reciban de alguien que haya viajado. A nosotras nos paso que muchas personas que habían ido a Perú nos hicieron comentarios muy malos del país y su gente, e incluso emprendimos el viaje con un poco de miedo. Como se podrán dar cuenta más adelante, pudimos comprobar por nosotras mismas que nada era como lo habíamos imaginado.

Fue genial decirle chao a Santiago.

5 abr. 2014

Tóxico gusto.

-Tú me dices adicta, de la forma en que nadie más lo hace.
¡Tú, si tú maldito, me llamaste adicta más de una vez! ¿Por qué? por sentirme mejor cuando no estoy en mi misma. Eres el culpable, me fomentas, me torturas. Me conquistaste por medio de mi adicción, sin embargo no te sientas orgulloso, ya me entregaba a los encantos de la desinhibición aún antes de ser parte de ti. Sin embargo no terminamos por culpa de "mi situación" a ti te gustaba verme entregada a mi tóxico gusto, no creías que fuera malo.
Decías que me veía tierna, sensual, serena.
No terminamos por eso,  yo te grite imbécil en la cara por llamarme adicta un día en la noche cuando te hice “el encargo” y no me lo trajiste.  Te aburrí, por eso terminamos.  Ha pasado una semana, 3 días y 12 horas, estoy en el sillón de donde te paraste enojado para salir y cerrar la puerta de un golpe sordo, pero no me importa.
Mis ojos llenos de lágrimas ensucian los brillantes papeles que envolvían mi candente droga, apagan el fuego,  pero al saborearlo lo vuelvo a prender Las últimas veces  sólo por ti me sometía a semejante tortura, ¡Sí! ya no es placentero como las primeras  veces, me trae consecuencias, y  el resentimiento me daña, aún más cuando observo las sobras de lo consumado. Sonó el timbre del departamento, sé que eres tú. Escondo la evidencia, mientras me deleitaba había tomado una decisión, te diré que no, no volveremos, estoy bien así,  estoy segura.

Abrí la puerta y vi tu cara llena de gloria, siempre supiste que habías ganado. Yo no lo había descubierto, hasta  que mi mirada se topó con tus manos. "Son para ti" dijiste y tus ojos centellaron. ¡Desgraciado! tomé la caja entre mis manos, la abrí y el olor del cacao invadió la habitación. Me tiré a tus brazos y tuvimos la mejor reconciliación.
Ahora comparto mi adicción contigo, aunque ya te dije que será la última vez.
Desde hoy dejo el chocolate.